El proyecto LUMI está auspiciado por un colectivo inquieto de padres, educadores y especialistas para dar respuesta a las necesidades de jóvenes con diferentes discapacidades físicas y mentales de una forma global y dentro de un marco normalizado.

La meta es la integración como persona dentro de una sociedad tan exigente y crítica como la nuestra. Para ello, el individuo ha de sentirse realizado en el aspecto de autonomía personal y de participación en la vida social.

Estos objetivos son lo que persigue el proyecto LUMI a través de tres programas diferenciados:

  1. PROGRAMA DE IDENTIDAD – AUTONOMÍA PERSONAL E INTERACCIÓN SOCIAL. Una primera fase para adquirir las destrezas y los hábitos necesarios para ser “persona” en el amplio sentido de la palabra, llevar una vida lo más autónoma y normalizada posible. Hay que desarrollar todas las facetas que como seres humanos que somos, permitan superar “todas” las dificultades que este mundo nos plantea, y vivir plenamente y con consciencia, teniendo una vida interior, que permita desarrollar y concebirnos como SER TRASCENDENTE, que es lo que realmente nos hace humanos.
  2. PROGRAMA DE FORMACIÓN BÁSICA CONTINUADA. Está dirigido a conseguir una formación funciona¡, para la vida diaria a través de un trabajo personal. Se basa en el conocimiento de aspectos instrumentales como el lenguaje, las matemáticas,…. de nuevas tecnologías y de la práctica de habilidades necesarias para facilitar lo más posible la entrada en el mundo del trabajo y un posterior progreso.
  3. PROGRAMA DE INTEGRACIÓN LABORAL. El trabajo es la clave de la independencia y el autorespeto. Por ello, el objetivo final del proyecto LUMI es la ocupación laboral de jóvenes con discapacidades diversas en un entorno laboral ordinario.

Criterios para el desarrollo de los diferentes programas

  • Motivación del joven para tener un trabajo remunerado.
  • Posibilidad de establecer una buena relación y comunicación.
  • Predisposición de la familia a colaborar con el proyecto.

Objetivos generales del proyecto “LUMI”

  1. Lograr que cada adolescente alcance su máxima perfeccion individual.
  2. Lograr que cada persona potencie su dimensión social comprometiéndose con sus semejantes en la búsqueda del bien común.
  3. Conseguir que cada adolescente alcance el nivel más alto de dignidad humana, siendo capaz de ser autor y responsable de su vida.
  4. Preservar la originalidad y creatividad de cada persona para que, realizándose singularmente, sea capaz de vivir creativamente su propio proyecto.
  5. Presentar asesoramiento y apoyo a la familia y a toda persona significativa para el adolescente a que desee implicarse de alguna forma en su aprendizaje.
To Top